Radiación Solar

La radiación solar es generada por una serie de reacciones de fusión nuclear que se producen en el Sol y que, como consecuencia, emiten radiaciones electromágneticas que llegan a la tierra. Esta radiación que recibe la superficie terrestre se mide en W/m2 (vatios por unidad de superficie) y se le denomina también "irradiancia".

Tipos de radiación solar que recibimos en la Tierra:

Radiación solar directa, difusa y reflejada

La radiación solar, al llegar a la atmósfera de nuestro planeta, experimenta una serie de alteraciones y da lugar a cuatro componentes:

Radiación solar directa:

La que llega a una superficie sin haber sufrido dispersión en su trayectoria a través de la atmósfera. Esto ocurre cuando el sol es totalmente visible.

Radiación solar difusa:

La que llega a una superficie después de sufrir múltiples desviaciones en su trayectoria al atravesar la atmósfera, o después de ser reflejada en múltiples direcciones por las superficies donde previamente haya incidido. En invierno la radiación difusa es mucho mayor en porcentaje y en base anual, es equivalente al 55% de la global.

Radiación global:

Suma de la radiación directa y difusa.

Radiación de "albedo" o reflejada:

Fracción de la irradiancia solar que es reflejada por la superficie. Las superficies horizontales no reciben ninguna radiación reflejada, porque no ven ninguna superficie terrestre y las superficies verticales son las que más radiación reflejada reciben.

En los cálculos de dimensionamiento de los sistemas solares fotovoltaicos es oportuno considerar la cantidad de radiación solar reflejada por las superficies contiguas a los módulos fotovoltaicos (albedo).

¿Cómo afecta esto a un panel solar?

La posición del sol varía durante el día y durante las estaciones, por lo tanto también varía el ángulo con el cual los rayos solares entran en contacto con una superficie como las los paneles solares.

La energía recibida dependen de la orientación y de la inclinación de los módulos fotovoltaicos. Una superficie horizontal recibe la mayor cantidad de energía en verano, cuando la posición del sol es alta y los días son más largos, mientras que una superficie vertical expuesta al sur recibe más aportes en invierno que en verano, aproximadamente 1,5 veces más con respecto a una horizontal.

Se debe buscar siempre una inclinación similar a la de la latitud del lugar (30-35º por ejemplo) y lo más orientada al Sur.

Beneficios del uso de la radiación solar como fuente de energía renovable:

El uso de la radiación solar como fuente de energía limpia y renovable es uno de los pilares de la transición energética que vive la sociedad actual. Soluciones como el autoconsumo y las huertas solares para generación de electricidad limpia, están cambiando el panorama eléctrico en todo el planeta.

¿Qué beneficios tiene?:

  1. Preservación del medio ambiente. Se trata de una energía inagotable, limpia y no contaminante.
  2. Abaratamiento de la electricidad de consumo. A día de hoy, el uso de paneles solares para generar electricidad es la fuente de energía más barata que existe frente a los fósiles, nuclear, e incluso la eólica.
  3. Disponibilidad. Da igual la localización, la energía solar está siempre disponible en cualquier punto del planeta.

Sobre Nosotros:

SunFields es una empresa de energía solar con más de 10 años de experiencia en la distribución de equipos fotovoltaicos.

Autor/Redactor:

José Alfonso Alonso Lorenzo

José Alfonso Alonso Lorenzo

Profesional Fotovoltaico desde 2006.

  • Ingeniero técnico Industrial por la Escuela Politécnica de Ferrol.
  • Experto en Solar Fotovoltaica por el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas de Madrid en 2009-2010.
  • Experto Profesional en Energía Fotovoltaica, por la UNED 2010-2011.
  • Gerente y Responsable de Compras en SunFields Europe desde 2010.
Ir arriba