Se encuentra en: :Inicio|Seguridad en sistemas de energía solar fotovoltaica

Introducción:

La seguridad es un aspecto fundamental que se debe tener muy en cuenta en el proceso instalación de cualquier tipo de sistema fototovoltaico tanto desde el punto de vista personal como del material. Si agrupamos las medidas de seguridad a tener en cuenta, podemos definir:

  • Seguridad durante el montaje del sistema
  • Seguridad durante el funcionamiento y utilización

Seguridad durante el montaje del sistema:

Durante el montaje se debe evitar cualquier deterioro o daño material de los elementos de la instalación fotovoltaica, así como cualquier posible daño personal.

Seguridad durante el montaje instalación fotovoltaica

Seguridad material

Se debe tener especial cuidado en la manipulación de los elementos del sistema (placas solares, inversores, baterías solares, cableado, estructura….) para evitar posibles daños tanto en el momento de transporte y almacenamiento como durante el montaje.

Durante el transporte y almacenaje del material se debe tener en cuenta:

  • Que todo el material este en sus cajas originales de embalaje.
  • En el caso de las baterías solares de electrolito líquido es importante que se coloquen siempre en posición vertical.
  • Si se ha de apilar el material, prestar atención a elementos como los módulos fotovoltaicos que son frágiles y debemos asegurarnos que el fabricante permite apilarlos sin riesgo de roturas.
  • Asegurarse que el material no se golpeará o moverá durante el transporte.
  • Evitar los movimientos bruscos podrían suponer un derrame del electrolito de las baterías.
  • Almacenar en lugar seguro y, a poder ser, con seguro contratado y con vigilancia.
  • Prestar atención de no dejar a la intemperie determinados equipos y mantener las baterías fuera de la exposición directa del sol.

Durante el montaje se debe tener en cuenta:

  • No infradimensionar el personal y los medios mecánicos para el movimiento y manejo de los equipos. Sobretodo los de mayor peso como pueden ser las placas solares o las baterías solares.
  • Se deben evitar golpes o caídas de los paneles y baterías ya que ambos equipos son especialmente frágiles.
  • Una caída de las baterías y/o los módulos puede provocar un deterioro importante o incluso la inutilización de los mismos.
  • Es importante no sujetar las baterías por los bornes.
  • La colocación de las baterías en las bancadas debe realizarse de forma que no se provoque el vuelco de las mismas.
  • Es importante realizar el montaje de forma ordenada.

Seguridad personal

Para evitar daños personales durante la instalación del sistema fotovoltaico se deben tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Cuando el trabajo se realiza en exposición directa al sol se deben realizar paradas periódicas para evitar fatiga, mareos o deshidratación. Es importante que el trabajador beba agua y se coloque fuera del alcance del sol al realizar descansos periódicamente.
  • Si se trabajara en altura, en instalaciones sobre tejados, se deben tener en cuenta:
    • Uso de casco para evitar golpes
    • Uso de gafas de sol para evitar deslumbramientos
    • Uso de cuerdas y arneses de sujeción para evitar caídas
    • Uso de calzado adecuado
    • Desplazarse con cuidado por el tejado, evitando pisar sobre zonas frágiles como lucernarios.
    • No subir a cubiertas o tejados si están mojados
    • Usar siempre las dos manos para subir a andamios o escaleras
    • No coger o sujetar nada hasta estar en situación estable
  • Trabajar en equipo.
  • No es recomendable el transporte y colocación manual de acumuladores sin ayuda de herramientas debido a su considerable peso.
  • Se debe establecer un nivel de tensión de seguridad personal tanto en continua como en alterna que será de 48 V de forma general.
  • En circuitos con tensión superior a la de seguridad, no se debe manipular un conductor activo mientras el otro conductor activo este accesible y no protegido.
  • El módulo fotovoltaico se debe colocar boca abajo o cubierto para evitar que éste este expuesto a la radiación y se genere tensión en sus terminales.
  • Los acumuladores pueden generar altas intensidades por lo que se debe tener especial cuidado cuando se realice el cableado del circuito de las baterías.
  • Es importante usar herramientas aisladas que no permitan el contacto accidental simultáneo de los bornes.
  • Es también recomendable no llevar objetos personales metálicos cuando se manipulen las baterías.
  • El personal ajeno a las instalación debe mantenerse siempre alejado de la misma para evitar riesgos y estar avisado de los riesgos y zonas de peligro.

Seguridad durante el funcionamiento y utilización

Una vez se haya puesto en marcha la instalación se pueden dar situaciones de riesgo tanto material como personal.

Seguridad material

En cuanto a la seguridad material, una vez que el sistema fotovoltaico está ya en funcionamiento, se debe diferenciar la parte eléctrica de ésta y la que no lo es.

En cuanto a las parte eléctrica la seguridad material comprende las medidas de protección contra daños o deterioros provocador por:

  • Sobretensiones
  • Cortocircuito
  • Sobrecarga

Las protecciones más usuales son el uso de fusibles magnetotémicos y descargadores de tensión adecuados.

La sala de baterías:

  • Debe disponer de una correcta ventilación para la evacuación de posibles gases.
  • Debe estar alejado de cualquier aparato que pudiera provocar chispas o llamas.

En cuanto a la parte “no eléctrica” de la instalación, se debe tener en cuenta que el anclaje y sujeción de los paneles fotovoltaicos debe ser adecuada y soportar la carga máxima posible del viento.

Seguridad personal

Algunos de los aspectos importantes a tener en cuenta para la seguridad personal en instalaciones en funcionamiento serían:

  • Es importante para la seguridad personal tomar medidas para evitar el choque eléctrico ya sea por contacto directo o indirecto.
  • Es necesario que los lugares de riesgo estén convenientemente señalizados.
  • También se deben tener algunas consideraciones de seguridad en la sala de baterías ya que además del riesgo eléctrico existe el riesgo de quemaduras por ácido y de explosión por ignición de la mezcla aire-hidrogeno. Las medidas que se deben tener en esta sala son:
    • Ventilación adecuada de la sala
    • Acceso restringido y controlado a la sala
    • Uso de gafas y guantes para la medición de la densidad y reposición de electrolito.
    • Tener en la sala agua limpia, vendas, algodón y limpiador ocular.
    • No se debe llevar ropa que favorezca la carga electrostática.
    • No fumar
    • Evitar aparatos que generen chispas
    • Señalizar la sala de baterías.

Conclusión:

La seguridad de los materiales, y sobre todo de las personas, en el proceso de instalación y puesta en funcionamiento de una instalación fotovoltaica, es una de las fases más importantes y que nunca debe pasarse por alto. Este artículo es un resumen de las medidas más habituales, pero siempre son bienvenidas y convenientes toda aquella medida de seguridad adicional que vele, sobre todo, por la integridad de las personas que trabajan en el montaje y puesta en marcha de proyectos fotovoltaicos.

Artículo elaborado por el departamento técnico de SunFields Europe

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies