El Autoconsumo Eléctrico en España: Una Visión Integral

autoconsumo eléctrico

El autoconsumo eléctrico consiste en generar electricidad a partir de una fuente renovable, para consumo propio y ahorrar en el consumo de la red eléctrica. El autoconsumo se conoce, sobre todo, por el uso de placas solares para dicha tarea, sin embargo existen otras fuentes renovables (eólica, hidráulica, biomasa...) que también se utilizan para el autoconsumo.

Además el autoconsumo eléctrico es perfecto para particulares, empresas y comunidades como un modo alternativo de generar energía, ahorrar en la factura eléctrica y formar parte de la transición energética y la sostenibilidad.

En este artículo trato de darte una perspectiva de los tipos más comunes de autoconsumo eléctrico.

Autoconsumo Fotovoltaico

El autoconsumo fotovoltaico es, sin duda, el tipo autoconsumo con más presencia en España. Consiste en la generación de electricidad a través de paneles fotovoltaicos instalados en tejados o terrenos, para consumo directo.

Su popularidad no es casualidad, factores como la abundante radiación solar en el país, junto con las subvenciones y ayudas existentes y una creciente conciencia ambiental, han impulsado su desarrollo. Además, la reducción de costes en la tecnología solar ha hecho que el autoconsumo fotovoltaico sea una inversión cada vez más rentable y accesible.

Más información: ¿Qué subvenciones y ayudas existen para el autoconsumo?

Autoconsumo Eólico

Aunque menos común en zonas urbanas debido a su necesidad de espacio y requisitos normativos, el autoconsumo eólico representa una opción muy válida, especialmente en zonas rurales o aisladas.

La instalación de pequeñas turbinas eólicas (mini eólica) puede proporcionar energía renovable y sostenible a hogares, granjas o pequeñas industrias, complementando o incluso reemplazando el suministro de la red.

Autoconsumo Hidroeléctrico

El autoconsumo hidroeléctrico es una opción menos conocida y con limitaciones debido a la necesidad de disponer de cursos de agua cercanos. Este tipo de autoconsumo eléctrico puede generar energía limpia de manera continua.

Aunque su implementación depende de condiciones geográficas muy específicas, representa una solución de autoconsumo con un impacto ambiental mínimo.

Autoconsumo con Biomasa

La generación de energía a través de la biomasa es otro tipo de autoconsumo eléctrico con presencia en España. Este método utiliza materia orgánica como fuente de energía, ya sea para producir electricidad o para sistemas de calefacción.

La biomasa no solo contribuye a la gestión sostenible de los residuos, sino que también ofrece una alternativa energética menos dependiente de las fluctuaciones meteorológicas, a diferencia de la solar o eólica que necesitan sol y viento respectivamente.

Sistemas Híbridos

Los sistemas híbridos de autoconsumo combinan dos o más tecnologías, como fotovoltaica y eólica, para maximizar la eficiencia y la fiabilidad del suministro energético. Si bien es cierto que requieren mayor superficie para su instalación, también son más resilientes a las variaciones meteorológicas.

Estos sistemas pueden adaptarse mejor a las variaciones en la demanda y las condiciones ambientales, asegurando una generación energética más estable y continua.

Marco regulatorio, las modalidades de autoconsumo:

El marco regulatorio del autoconsumo en España está vigente desde el año 2018 y contempla varias modalidades según el perfil del prosumidor, el tamaño de la instalación y el desempeño.

Se encuentra regulado a través del Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica que regula las modalidades de autoconsumo de energía eléctrica definidas en el artículo 9 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico.

Modalidades de Autoconsumo:

  • Autoconsumo sin excedentes: la energía generada se consume directamente.
  • Autoconsumo con excedentes: la energía sobrante se inyecta en la red eléctrica.
  • Autoconsumo colectivo: varios consumidores comparten una misma instalación.

Para saber cuales son las modalidades reguladas de autoconsumo en España puedes consultarlo en nuestro artículo Modalidades y Tipos de Autoconsumo Fotovoltaico.

Todos los consumidores de energía eléctrica pueden realizar instalaciones de autoconsumo para alimentar sus consumos, y podrán hacerlo de forma individual si solo existe un consumidor asociado a la instalación o instalaciones de producción, o colectivo, si se trata de varios consumidores asociados a la instalación o instalaciones de producción próximas.

Tanto en autoconsumo individual como el autoconsumo colectivo, podrán participar instalaciones de generación conectadas en la red interior de los consumidores e instalaciones de generación conectadas a través de red, siempre que éstas últimas cumplan con los criterios que se exigen a las instalaciones próximas a través de red.

Beneficios y Desafíos

Optar por el autoconsumo en España ofrece beneficios significativos, como pueden ser:

Para Particulares:

  • Reducción de la factura eléctrica: El autoconsumo permite a los hogares ahorrar entre un 30% y un 70% en su factura eléctrica, dependiendo del tamaño de la instalación y el consumo energético.
  • Independencia energética: Los hogares pueden producir su propia energía y depender menos de la red eléctrica, aumentando su autonomía y resiliencia.
  • Sostenibilidad: El autoconsumo reduce la huella de carbono del hogar, contribuyendo a la lucha contra el cambio climático y la protección del medio ambiente.
  • Aumento del valor de la vivienda: Las propiedades con instalaciones de autoconsumo son más atractivas para los compradores, lo que puede aumentar su valor de mercado.

Para Empresas:

  • Reducción de costes energéticos: Las empresas pueden disminuir sus costes operativos de forma significativa, mejorando su competitividad.
  • Mejora de la imagen corporativa: El autoconsumo demuestra un compromiso con la sostenibilidad y la responsabilidad social, mejorando la imagen de la empresa ante clientes, inversores y empleados.
  • Seguridad energética: Las empresas pueden asegurar su suministro energético y reducir el riesgo de interrupciones o fluctuaciones en la red eléctrica.
  • Cumplimiento de normativas: El autoconsumo puede ayudar a las empresas a cumplir con las normativas ambientales y de eficiencia energética.

Ejemplos de Aplicaciones:

Financiación:

Existen diversas opciones de financiación para instalaciones de autoconsumo, incluyendo subvenciones, préstamos y programas de ayuda.

Oportunidades para el Futuro:

El autoconsumo tiene un enorme potencial para transformar el sector energético español. Se espera que el crecimiento de esta tendencia continúe en los próximos años, impulsado por la conciencia ambiental, el avance tecnológico y el apoyo del gobierno y comunidades.

Conclusión

El autoconsumo eléctrico en España seguirá creciendo a un ritmo de alrededor de 2GW al año hasta el año 2030 y es, cada día más, una opción rentable y sostenible para familias y empresas. Cada tecnología (solar, eólica, hidráulica...) ofrece sus propias ventajas y posibilidades, adaptándose a diferentes necesidades y contextos. Se deben valorar siempre estas opciones para el contexto de cada uno, y de este modo, los particulares, empresas y comunidades podrán tomar decisiones informadas hacia una transición energética más sostenible, rentable y resiliente.

Autor / Redactor:

Más Información:

Contacto | Envíos y Devoluciones

sunfields-logo-footer

SunFields Europe, distribución y venta de material y productos fotovoltaicos desde el año 2007. Siempre con la máxima calidad y soporte técnico personalizados.

Datos de Empresa:

SFE SOLAR LOGISTIC S.L. es SunFields (marca registrada)
CIF: B70251038

Atención al cliente:+34 981 59 58 56
Servicio técnico:+34 626 65 34 05
Horario: De Lunes a Viernes de 09:00 a 19:00 horas

Oficina Central: C/Lope Gomez de Marzoa S/N, Feuga, 15706 Santiago de Compostela, Spain

Almacén: Avenida Timoteo Mendieta,
28830 San Fernando de Henares, Madrid (España)

Mail: info@sfe-solar.com

Scroll al inicio