Tipos de Instalaciones solares fotovoltaicas

Las instalaciones fotovoltaicas en viviendas o empresas ya forman parte de la transición energética que vive nuestro país. Además de esto, el precio de instalar placas para energía solar fotovoltaica cada día es más bajo, por lo que está al alcance casi de cualquier bolsillo.

El funcionamiento y montaje de placas solares para una instalación fotovoltaica es sencillo y, en lo fundamental, su funcionamiento es idéntico en viviendas, edificios, parques solares, etc:

  • Los paneles fotovoltaicos se instalan sobre estructuras metálicas para placas solares y, una vez colocadas, transforman la radiación solar en energía eléctrica, mediante el denominado efecto fotovoltaico.
  • Esa electricidad de los paneles fotovoltaicos pasa al inversor (en caso de ser una instalación de autoconsumo), o al regulador de carga y de ahí a las baterías (en caso de ser una instalación aislada).
  • El inversor solar transforma la electricidad de corriente continua, en alterna, para su uso.
  • De ahí pasa al cuadro de protecciones para después ser utilizado directamente en cualquier equipo eléctrico.
  • En el caso de tener baterías solares la electricidad se almacena para utilizarla en horas que no haya sol.

¿De qué elementos consta una instalación fotovoltaica?

Según el tipo de aplicación puede haber alguna variación, pero fundamentalmente estos son los equipos que tiene una instalación fotovoltaica:

  1. Placas Solares: Transforman la energía solar en energía eléctrica.
  2. Inversor Fotovoltaico: Transforma la corriente continua generada por los paneles en corriente alterna para uso doméstico.
  3. Baterías Fotovoltaicas: Si se utilizan, se encargan de almacenar la energía para cuando no haya horas de sol.
  4. Regulador de Carga: Solo cuando se utiliza baterías en instalaciones aisladas. Controla la carga y descarga de las baterías.
  5. Soportes Placas Solares: Generalmente fabricadas en aluminio, sirven para montar placas solares y que queden sujetas en el tejado de la vivienda o donde fuere necesario.
  6. Contador Bidireccional: para poder realizar el balance neto mensual de la energía generada y la consumida.
  7. Cable Solar: Cableado para conexionado de los equipos de la instalación. No difiere de el cableado eléctrico habitual.

Tipos de instalaciones fotovoltaicas:

Las instalaciones fotovoltaicas las podemos clasificar en los siguientes tipos:

  • Conectadas a la red eléctrica: Serían de autoconsumo (con o sin baterías), huertas solares, PPAs...
  • Sin acceso a la red eléctrica: Serían instalaciones aisladas con acumulación (baterías) y los bombeos solares.

Conectadas a la red:

Autoconsumo

Pueden ser en viviendas o empresas, con o sin baterías y con o sin vertido a red.

Este tipo de instalación de energía solar tiene multitud de ventajas y es la más habitual en la actualidad, pero como decimos, siempre deben ser realizadas por profesionales para asegurar un buen rendimiento, una larga vida de la instalación y, sobre todo, una mayor seguridad para las personas que disfrutan de estas aplicaciones, no en vano, son sistemas de generación eléctrica que deben ser tomados a la ligera.

Aparte de lo dicho, a las instalaciones de autoconsumo con conexión con la red eléctrica se les exige de un certificado de instalación o del fin de la obra que sea firmado y realizado por un instalador autorizado. Es fundamental disponer de este certificado por qué, de no ser así, la empresa comercializadora de energía eléctrica no podrá modificar nuestro contrato y de esta manera no podremos compensar la energía eléctrica que estamos vertiendo en la red eléctrica.

Instalación fotovoltaica vivienda unifamiliar

Dentro de las instalaciones de autoconsumo, las realizadas para vivienda unifamiliar son las más frecuentes. El coste de un panel solar, si lo comparamos con su ahorro, es insignificante. Pensemos que, en un hogar medio, lo habitual es tener instalaciones fotovoltaicas de unos 3.000 vatios (o 3kW), que son unas 10 placas fotovoltaicas y con precio final de unos 6.000 euros o menos por que cada año el precio se reduce en torno a un 10% desde el 2018.

Instalación de autoconsumo compartido

Este tipo de instalación, para autoconsumo compartido, se está comenzando a implantarse cada día más y consiste en una instalación fotovoltaica capaz de suministrar a un complejo de viviendas localizadas en las inmediaciones de la instalación.

Instalaciones de venta a red

Son, por lo general, grandes huertas solares que vierten toda su producción a la red red eléctrica para su venta al mercado "Pool".

Descargar: Pliego de condiciones técnicas de instalaciones fotovoltaicas conectadas a red

Aisladas de la red:

Son aquellas que se encuentran alejadas de núcleos urbanos y sin acceso a la red de distribución eléctrica. Generalmente son instalaciones de pequeña potencia, alimentadas por baterías. También podemos encontrar en esta categoría los bombeos solares que suelen estar desconectados de la red eléctrica, aunque, en este caso, no se usan baterías sino que se puede bombear agua a un depósito para utilizarla posteriormente en las horas que no haya sol.

Descargar: Pliego de condiciones técnicas de instalaciones fotovoltaicas aisladas de la red

 

José Alfonso Alonso Lorenzo

José Alfonso Alonso Lorenzo

Profesional Fotovoltaico desde 2006.

  • Ingeniero técnico Industrial por la Escuela Politécnica de Ferrol.
  • Experto en Solar Fotovoltaica por el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas de Madrid en 2009-2010.
  • Experto Profesional en Energía Fotovoltaica, por la UNED 2010-2011.
  • Gerente y Responsable de Compras en SunFields Europe desde 2010.
Content Protection by DMCA.com